Cambria - Planta del mes de octubre

Publicado en por catalpas centro de jardinería

Belleza e intelecto con la Cambria

 

‘Abandono’ amigablemente es la mejor manera de cuidarla, y sería una forma de hacerse una idea de la vida de la Cambria, la planta del mes de octubre. Estas orquídeas desinteresadas, con formas extrañas y flores de hermosos colores brillantes, le ofrece un nivel más profundo del pensamiento. Con la Cambria, tiene una bella, inteligente y elegante compañera de piso.

 

La primera impresión de la Cambria, con sus flores de colores variados y llamativos, no pasa desapercibida, y nos recuerda que proviene de la selva tropical. Pero las apariencias engañan en este caso, pues la Cambria es el resultado de una mezcla de diferentes géneros de orquídeas que se producen en todo el mundo. Esta mezcla de genes individuales es también la explicación de la riqueza de formas y colores a la que las flores están disponibles. Por lo tanto mirar y comparar le garantiza encontrar la belleza mágica que mejor se adapta a su casa.

 

Relativamente joven

 

Mientras el resto de orquídeas tienen una edad respetable, descubiertas hace cientos de años, la Cambria sigue siendo un pariente joven, pues el primer ejemplar se conoció alrededor del año 1900. Luego se trasladó rápidamente y el número de variaciones y su popularidad fue creciendo de forma continua y sostenida.

 

Belleza e inteligencia

 

La Cambria gana en belleza e inteligencia en su casa. En el examen de la TU Delft mostraron que las plantas como la Cambria pueden ayudarle a pensar y aumentar el rendimiento, por ejemplo, los puntos de vista de Cambria le confiere mayor capacidad para resolver problemas complejos. Sus flores tan llamativas, y sus agraciados tallos con hojas, pueden hacerle disfrutar de grandes alturas, tanto en términos de belleza como intelectualmente.

 

Cuidados

 

La Cambria necesita luz abundante, por ello es recomendable ubicarla cerca de una ventana, pero sin que tenga sol directo. Deberá regarla de una a tres veces por semana, dependiendo de la estación. Procure que la tierra no quede nunca seca, pero evite también un exceso de agua o encharcamiento, por lo que puede asegurarse un buen drenaje de la planta poniendo grava en el fondo del tiesto. Es recomendable humedecer las hojas con un pulverizador de agua, pero no las flores, y añadir algo de fertilizante especial para orquídeas, muy de vez en cuando, para asegurarse una buena floración. Una vez caídas las flores, el tallo se seca y se puede podar la parte  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

catalpas centro de jardinería

Etiquetado en LAS PLANTAS

Comentar este post