El jardín perenne

Publicado en por catalpas centro de jardinería

DSCN0264-1_edited-copia-1.jpgEl jardín perenne guarda su estructura básica durante todo el año. Con plantas de hoja perenne y alguna que otra de hoja caduca para dar otro toque con el cambio de estación, conseguiremos, unido a los diferentes gamas de verde y la forma de las plantas, un jardín que en cada momento tendrá su atractivo.

 

Un claro ejemplo es la foto de la izquierda. A la derecha de la foto el taxus bacatta fastigiata (tejo piramidal) nos da uno de los verdes más oscuros. Contrasta notablemente con el verde claro de la bola de buxus sufructicosa (boj) recien brotado que tiene a su izquierda. A continuación hay dos ejemplares de laurus nobilis (laurel salsero) hechos en espaldera. A los pies de estos tenemos plantas de asclepia , bulbo que en invierno desaparece , pero en primavera tiene sobre todo un movimiento espectacular los días de viento. Seguido nos encontramos con un ilex aquifolium (encina) en maceta para mantener su tamaño lo más pequeño posible. La última parte de la fotografía recoge un ejemplar de acer palmatum (arce) que mantenemos en maceta también para controlar el tamaño; es el único arbusto que pierde su hoja, pero antes de hacerlo nos deja unos rojos maravillosos en otoño, además de unos brotes en primavera con diferentes tonos.

 

DSCN0261-1_edited.jpgLos jardines perennes bien estructurados guardarán la forma o la esencia del diseño durante largo tiempo. A esto ayuda la elección de especies de porte compacto , desarrollo lento y resistencia a las podas o recortes. Mezclaremos arbustos, árboles, vivaces o plantas tapizantes. El secreto consiste en ser ordenados y no mezclar especies en exceso.

 

Especies que debemos tener en cuenta para este tipo de jardines: Tejos, laureles, boj, madroños, juniperos de crecimiento lecto, durillos, brezos, lavanda o santolina. También añadiremos vivaces y bulbos para las borduras.

 

 

 

Etiquetado en EL JARDIN

Comentar este post